Martí i Julià

Domènec Martí i Julià (Barcelona, 1861-Barcelona, 25 de junio de 1917) fue un psiquiatra y político.

Fue director del Instituto Frenopático de Les Corts de 1909 a 1915 y presidió la Sociedad de Psiquiatría y Neurología.

En el terreno político, fue cofundador y presidente de Joventut Federalista de Catalunya, presidió la Unió Catalanista en 1903-1906 y en 1914-1917, formó parte del comité ejecutivo de Solidaritat Catalana en 1906.

Su trabajo tuvo como fin «dotar de fundamentación biológica el discurso nacionalista catalán».

SUS FRASES:

Citas recogidas en su obraPer Catalunya”, Barcelona, Associació Catalanista de Gràcia (1913):

Es preciso impedir la entrada en Cataluña de elementos personales, intelectuales, morales y políticos degenerados y producto de razas inferiores y además decadentes, que con toda libertad se han introducido en Cataluña ejerciendo la acción desorganizadora que en todas partes realizan los elementos biológicos degenerados”. 

«La nación es un organismo social que vive sujeto a las leyes de selección de la naturalezaLos pueblos que, como Cataluña, presentan una personalidad nacional llena de imperfecciones y de exotismos son como un organismo enfermo. Y como estos, o superan su enfermedad y recuperan plenamente su identidad, o terminarán por morir, por desaparecer. El nacionalismo no es, pues, más que la afirmación del derecho a la vida de los pueblos, de las naciones. El catalanismo, es decir, el nacionalismo catalán, por tanto, no busca sino la recuperación de la salud nacional de Cataluña, perdida a lo largo de los siglos de acción despersonalizadora del Estado español«

 “Lo único normal en Cataluña es la personalidad catalana. La transigencia de Cataluña con el espíritu castellano fue la causa fundamental de la decadencia de nuestra nacionalidad. Los pueblos como los individuos, si quieren conservar su personalidad, deben evitar en absoluto asimilarse en poco ni en mucho a otras personalidades.”

 “Ahora se estila motejar de románticos y de idealistas los que creen y sostienen que solamente el intransigencia es en el Catalanismo el mejor medio para llegar a obtener el triunfo de los principios fundamentales de nuestra causa, que es la causa de la nacionalidad catalana.”

“Si no mantuviéramos la santa intransigencia, perderíamos toda autoridad, no inspiraríamos ninguna confianza en el pueblo catalán y la hora del renacimiento de Cataluña, se alejaría.”

“Téngase bien en cuenta que al decir que el Catalanismo debe ser intransigente no se quiere significar sino que los principios del Catalanismo deben sostener inmaculados y deben ser defendidos y aplicados con toda intransigencia. […] Por las razones expuestas es que se puede decir con toda claridad que o se es catalanista en el sentido expuesto, o se hace política española.”

La heterodoxia no cabe en el Catalanismo. Catalanista se es o no se es. Un catalanista heterodoxo ya tiene su nombre: es un españolista; y, no hay que decirlo, el Catalanismo verdadero es catalanista, y por eso es y debe ser siempre intransigente”.

Los movimientos nacionalistas deben mantener siempre con intransigencia sus principios […] La grandeza del espíritu de los movimientos sociales se manifiesta precisamente por la integridad con que se mantienen los principios que se defienden, por el intransigencia con que se sostiene la doctrina, por la honradez y la buena fe con que individualmente se lucha, por la firmeza con que se trabaja, por la virilidad de que se da prueba. Y en estos casos, la integridad, la intransigencia, la honradez, la buena fe, la firmeza y la virilidad son siempre muestras de un espíritu social grande, muy grande, porque suponen conciencia perfecta y positiva de una verdad absoluta…El catalanismo posee una verdad absoluta

 “Son desarraigados, carecen de personalidad propia, adoptan caracteres nacionales exóticos y acentúan su desnacionalización.”

En castellano hablan esos que creen que es aristocrático desnaturalizarse; en castellano aclaman y llaman a los alborotadores de ocasión; en castellano habla el gomoso; cubierta de castellanismos flamencos es la conversación del joven obrero vicioso; del castellano abusa el político oligarca y ningún amor siente por la Patria catalana el obrero de ideas radicales que sigue los que quieren abolir la patria de los demás.

“Está claro que todo lo que en la sociedad es actuar desviado, se manifiesta principalmente por la desnacionalización

Se niega la patria por los desequilibrados y por los que yerran, queriéndola borrar unos para hundirse más en la degradación y el vicio, y otros para creer que sin patria los hombres serían felices”

Los desarraigados de Cataluña son los anormales de nuestro pueblo.”

 “El fin positivo y natural del catalanismo es grande y trascendental. El catalanismo no trabaja para obtener sólo modificaciones políticas o mejoras administrativas, el espíritu de Cataluña es grande, muy grande: la empuja a la realización de un hecho humano, lo empuja a la determinación del renacimiento de la nacionalidad catalana, al renacimiento completo de Cataluña, en el renacimiento completo del espíritu catalán, el renacimiento completo de nuestra raza, con el fin de alcanzar el gran ideal de que en la humanidad vuelvan a haber catalanes, pero catalanes no de nombre, sino de hecho, con todos los caracteres que son precisos para que las personalidades nacionales sean diferenciadas. El dilema por lo tanto, está claro: o se es catalanista o no se es. Quien desee la realización del completo renacimiento de la nacionalidad es catalanista y debe ser intransigente; quien no aspire a nada más que a modificar la organización presente de España no es catalanista, porque prescinde del hecho de alcanzar lo que da carácter al catalanismo: renacimiento absoluto y completo de la nacionalidad catalana. [… ]”

 “La acción anticatalana es la que lleva a los hombres a la taberna, […] la que empapa de ordinarieces el alma, la que bestializa, la que oprime

“Los hombres que se desvían y se desnaturalizan, los hombres que no son lo suficientemente fuertes para resistir la desnaturalización, son degenerados.”

La tarea del Catalanismo es nacionalizar y arraigar los desnacionalizados y desarraigados, que es el mismo que decir humanizar a los catalanes desnaturalizados por sentimientos enfermizos”.

 “Ni tampoco sabe estarse al desear no sentirse más punzadas en el corazón y agujetas al espíritu para contemplar que todo, por las calles y plazas de Cataluña, como la gente catalana se esconde detrás de rótulos y letreros castellanos, y el tener que ver en los fosos de nuestra tierra como los muertos catalanes han cerrado su vida con lengua castellana, que por fuerza debe privarles la paz del eterno descansar.”

“El extranjero que se encuentra en nuestra tierra no comprende que haya un tan bello y robusto renacimiento de nuestro espíritu nacional, para que la vida externa de la Cataluña viva en nuestra villas y ciudades acastellanadas…y la Cataluña muerta le enseña en los fosos, que los restos de los que fueron niegan también la su Patria.”

 “Bien sabemos que cuerpo y espíritu de Cataluña juntarán y que desaparecerá esa castellanización de conveniencia.”

 “Porque sois catalanes y hermanos nuestros, os enseñamos el camino del deber […] Mas, si permanecéis impenitentes y la Patria no es suficiente para conmoverla os iluminará su conciencia, sepa que de las maldades que nos aquejan…vosotros tenéis la culpa, porque habéis indirectamente, y hasta directamente, favorecido la descatalanización del pueblo, empezando por vanagloriarse os de vuestra personalidad descatalanizada.”

“El lodo de las maldades sociales que todo lo está invadiendo, llegará a vosotros y os ahogará, porque os habéis quitado la virilidad y no podrá evitar que hasta el seno de su hogar y de su familia llegue la ola impura y antisocial que os castigar por su desafecto hacia la Patria…haced hablar en castellano a sus hijos; descatalizadlos, alejadlos del hogar social; no empapéis de amor a los hombres y a la Patria… y bien que le llegará la hora del castigo.”

Los que renuncian a su personalidad natural son hombres inferiores; los hombres inferiores son impotentes y su acción se esteriliza. El catalán es catalán por la Naturaleza del hecho: el catalán que se quiere reír de la Naturaleza y, violentando su manera de ser, quiere transformarse en otro tipo nacional, lo paga caro.”

 “Los que aún quedan indiferentes frente a la desnacionalización de nuestra Cataluña; los que por insensibilidad de los sus espíritus no se sienten impulsados a sublevarse contra la perversa acción que pretende quitarnos el catalanismo del alma…los que pretenden marchitar la lozana brotación de nuestra lengua o aniquilar las migajas que quedan de nuestras leyes y de nuestros derechos…”

 “La acción del Catalanismo consciente ni se detiene ni se trasiega, pértiga: sigue su vía cada vez más ancha y más atractiva, que así que va evolucionando y van sumándose elementos étnicos que la van redondeando para que pueda pronto alcanzar la fuerza invencible, la belleza admirable, la potencialidad mental y la perfección moral que se contienen en la vida plena de un pueblo, que para nosotros debe ser la vida llena de Cataluña.”

 “Los catalanes, no hemos de parar en la reivindicación del derecho a la vida para nuestra nacionalidad.”

“Ni el antihumano espectáculo de los toros embruteciendo la multitud con escenas sangrientas, ni lo exótico y tabernario flamenquismo haciendo desarrollar el descaro, la holgazanería, la agresividad y el vicio de la bebida en ciertas clases sociales, y la ordinariez, el sensualismo, la degradación y la indignidad en ciertas otras; ni la cómica caricatura de la enseñanza que vende el estado, oponiéndose al desarrollo de las inteligencias y convirtiéndolas en entendimientos páramos donde ya no fructificará la semilla de la sabiduría; ni la imposición de un lenguaje oficial queriendo hacer desaparecer nuestra hermosa habla, que ha impedido la libre exteriorización de tantos pensamientos que se han rebelado a tomar forma…Si las generaciones pasadas no hubieran ofrecido ninguna resistencia y ningún hecho violento hubiera hecho tambalearse la evolución oportunista que determinaba en Cataluña una decadencia cada vez más evidente, ¿que sería hoy de nuestra nacionalidad? ¿Habríamos castellanizado por completo? ¿El uniformismo castellano debería ser aniquilado?”

“El catalanismo nunca determinará sacrificios estériles […] la intransigencia no llevará nunca a sacrificios sin resultados positivos […] la intransigencia reconstituirà la nacionalidad, haciéndola renacer en la conciencia de todos los catalanes, y llevará a Cataluña a los tiempos venturosos de sus grandezas.

«El catalanismo intransigente es el que sigue la vía catalana verdadera, la vía que siguieron los que hicieron grande a Cataluña.»

“En la evolución de la humanidad ha habido dos acciones paralelas: la estatista y la particularista. La estatista es la acción de las razas inferiores, débiles, que buscan el gobierno comunitario….La actuación particularista es la delas razas fuertes, que poseen gobierno individualista”.

ASÍ ENSALZAN SUS PALABRAS Y SUS ACTOS LOS PODERES PÚBLICOS:

Calle Marti I Julia en Barcelona.

Monumento en honor a Domènec Martí en plaza Reina María Cristina, Barcelona:

Calle del Doctor Martí Julià, L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Calle Martí Julià, Santa Maria de Palautordera (Barcelona).

Calle Marti Julia, Manresa (Barcelona).

El Instituto de Estudios Catalanes creó el premio doctor Martí y Juliá en su honor

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: