Daniel Cardona

Daniel Cardona i Civit (Barcelona, 20 de agosto de 18901​ – Sant Just Desvern, 1943). Fue un político conocido también por sus pseudónimos “El Vibrant” y “L’irlandès.

Inicialmente fue militante de la Unió Catalanista. En 1919 pasó a formar parte de la Federació Democràtica Nacionalista y de la Joventut Catalanista. A partir de 1921 y en los años 30 fue fundador de organizaciones como Estat Català, Bandera Negra, Nosaltres Sols! o el Front Nacional de Catalunya.

Fue alcalde de Sant Just Desvern entre 1931 y 1936.

Las autoridades le acusaron de participar en el “Complot del Garraf”.

Desfile de Escamots de las Juventudes de ERC-Estat Catalá (JEREC). Barcelona 1933. Columna Macià-Companys

SUS FRASES:

Daniel Cardona escribió numerosos artículos, de los que reproducimos partes a continuación:

La Batalla (1923):

“Y fuego en todo el frente: …A la ofensa a nuestra lengua, a disposición contraria a los intereses de Cataluña, al desprecio de nuestra dignidad nacional, tenemos que responder siempre en conjunto, porque la ofensa no será hecha a un sector o una variación de nuestra raza; sino a su totalidad…Se nos ataca por diferenciación de carácter nacional; por irreductibilidad patriótica; por odio esencialmente enemigo. Se nos ataca porque ellos pertenecen a su Patria y nosotros a nuestra Patria. Y es que sobre ellos y nosotros cae fatalmente la obra imborrable de la Naturaleza, creadora de los más formidables elementos liberadores que son la tradición y la etnografía. Un cráneo de Ávila, no será nunca como uno de la plana de Vic. La Antropología habla más elocuentemente que un cañón del 42. Si ellos y nosotros hiciéramos renuncia mutua de nuestra voluntad nacional, no podríamos. Sin embargo, pesaría inflexible la variación étnica.”

“La invasión castellana: Los catalanes, que ya tenemos poetas, dramaturgos, hombres de alto temperamento científico, escritores políticos y políticos eminentes, industriales y artistas, etc. Los catalanes, que poseemos una poesía y una cultura nacional muy envidiable, una música nacional inmejorable y un arte y una ciencia propias. Los catalanes, que prescindiendo de nuestra historia y de las cualidades étnicas y psicológicas que prueban sobradamente nuestra personalidad indestructible y nos dan el valor justo que somos un pueblo que puede regirse libremente, y tenemos además la voluntad, el deseo y la esperanza de ser soberanos de nuestra casa: los catalanes no somos más que unos serviles esclavos en casa mismo…Apenas nos levantamos, que ya tenemos el enemigo ante nosotros. … Subimos al tranvía y el cobrador castellano nos pide el importe. Al borde nuestro oye el castellano más “Cerrao”, tal fuéramos en el barrio madrileño de Lavapiés. Son unos caballeros castellanos que después de que le han empujado un poco violento lentamente os dicen: «Tendrá Usted la bondad»…Vamos a falta cirabotes, y es castellano; vamos al barbero y nos habla castellano. Las barberías barcelonesas son unos focos de españolismo…Vamos al banco, y otra vez el castellano. Castellano la ordenanza, castellano el jefe de la sección correspondiente. Vamos por una dirección y la portera es castellana. El noventa por ciento de las porterías de la capitalidad catalana son regidas por castellanos. Son los porteros que no os quieren subir el periódico catalanista en el piso, o dicen al cobrador de recibos de «La Protora» que no lo entiendo. No hablamos del Banco de España, no hablamos de la Administración de Correos, no hablamos de las grandes compañías instaladas en la ciudad o fuera de ella: «Energía Eléctrica de Cataluña», «Ferrocarriles de Cataluña», las oficinas de las cuales son ocupadas un ochenta por ciento por gente forastera. ¡Ay del pobre catalán que de allí necesita algo! Si escribe su demanda en catalán, tiene el pleito perdido por adelante. Si en habla personalmente con el encargado de la sección, es necesario que lo haga en castellano, bien humildemente y con la testa descubierta. O eso, o nada de lo que uno necesita. Si el catalán es un devoto cristiano, ya es necesario que busque con tiempo su director espiritual. A los jesuitas campea el castellano como si uno se encontrara en el Café Fornos de Madrid…¡Ay de la masía solitaria! ¡ay del camino trillado que sube la montaña verde y ufana! ¡Ay de la huerta donde florece el manzano y canta el reguero del agua cristalina! ¡Nunca más, oh casa solariega, sentirás las huellas firmes de tu heredero! Ni sus ojos negros vigías la beatitud de tus paredes blancas, ni las vigas que recuerdan las generaciones pasadas. El heredero no volverá. Ahora se ha hecho un «hombre». Madrid, el Madrid putrefacto, te la ha muerto. Se te llevaron última «la canción del saldada» y lo devuelven a la capital de la Patria hecho un despojo. No sabe más dolor que el dolor de la sífilis, ni conoce otra alegría que la que da «el 8 encarnado». Y es que todos, ¡todos, tenemos aún ese espíritu castellano tan cerca nuestra! Tan cogido a nosotros! ¡Es la garrapata asquerosa de cada día, de siempre! Oh, como Gaudí, el catalanísimo Gaudí -le saber plasmar nuestra acción para con el enemigo- allí en aquella casa de la calle de Caspe, donde el picaporte es un escudo de Cataluña que pica sobre la garrapata española¿Qué más expoliación directa que esta mutilación constante del alma de los catalanes? ¿No nos tiene sometidos España en una guerra constante y deliberada? …¿Cuándo acabaremos con esta avalancha invasora de catedráticos, de maestros, de oficiales, de curas, de tanguistas y bailaoras?. España baja al sepulcro. Pero España muere de descomposición y nos arrastra a nosotros, ¡nos apesta a nosotros!…La causa de Cataluña no pide ahora políticos. La causa de Cataluña quiere una Browning en cada bolsillo para hacer respetar nuestro derecho y nuestra dignidad de catalanes ofendidos por una sumisión vergonzosa. Y entonces -enérgicos, contundentes-, seremos «nosotros» en el tranvía, en el estanco, en la barbería española, en la iglesia que desnacionalizar, al «cabaret» donde la raza pierde virilidad, en el aula donde esclavizan! Repetimos con el poeta amigo: «Gente castellana, la avalancha no nos vale.»

“Somos revolucionarios: …Somos partidarios de catalanizar nuestro pueblo; pero también de preparar nuestro pueblo para las batallas definitivas. Al margen de esta obra de preparación, aceptamos todas las variantes de matización política o social o de tarea que reintegre la raza a su ser verdadero…”

Por la Patria y la Libertad (1934):

España y las juventudes catalanas:…lucha contra el estado que retiene la nuestra completa libertad y nuestra soberanía. Que los doctrinarismo sociales no se olvide, por causa de nuestra defensa nacional, que no se abandone esta por los postulados de estamento copiados de inspiración judía y fermentados en otros países, inaplicables, exóticos a la psicología catalana. Aquí en Cataluña, la juventud sentirá también los tirones de la formidable reacción fascista que se levanta en todos los estados…Nutrimos la patria con nuestra propia savia, de su propio pensamiento, de su propia política y aun de su propia economía. Seamos racistas de una patria democrática, ya que nuestra tradición lo es, esencialmente democrática. Que nuestro racismo sea nacionalismo integral. Íntegro en la reconstrucción interior. Íntegro, completo en la reivindicación nacional llevada al exterior.”

“Nacional-fascismo y nacionalismo liberador: …El nacionalismo, que es un hecho natural y que tiene una base científica, no debe tener nada que temer de estas falsas teorías que se levantan a su derecha y a su izquierda. Su razón de existencia la debe a la realidad de la naturaleza, al cumplimiento de las leyes étnicas. Ni las fantásticas artificiosidades de los grandes Estados imperialistas, ni las doctrinas sociales de inspiración germánica o mongólica, no podrá realizar el milagro de su desaparición. El nacionalismo no es una fórmula política, sino una fórmula social. Domènec Martí Julià nos dice como no solo significa el renacimiento de los pueblos, en sus leyes y constituciones sociales, sino también el resurgir de la vida toda de estas nacionalidades. El nacionalismo no se puede percibir fragmentariamente. Porque no es atributo de una casta, ni privilegio de una clase, sino que comprende todo el cuerpo social de la nacionalidad. Porque el nacionalismo es sustantivo a la evolución de la naturaleza”.

“Apelación a la juventud: …La juventud catalana de hoy, tiene que salir a la palestra por el honor y por la dignidad de la raza…»

Artículo “La bandera” (Fuente: http://webs.xadica.cat/danielcardona/inici.html):

“…Nunca la verdadera bandera nacional de los catalanes podía ser una bandera política. No. La bandera catalana no puede ser otra cosa que el espíritu de la tierra nuestra misma. Es la canción del viento en medio del pinar; es el rumor de las olas en dulce coloquio con la tierra; es el parpadeo de las estrellas en las noches largas y serenas. Es el agua que baja timbas abajo, que si se quisiera desviarla volvería a descender por las mismas entrañas de la tierra. ¡Por eso todos los pueblos encarnan en su bandera todo el espíritu y toda el alma de la raza! Por eso una bandera chasqueando al viento, en medio del relampagueo de las bayonetas mueve la voluntad de los ejércitos. Nuestra bandera es el Dios os guarde del caminante que en lengua catalana os saluda; es la mágica melodía del gran Pep Ventura, que ella sola es ya una afirmación nacionalista; es la reja que surca la tierra yerma, y el martilleo en los yunques rompiendo la quietud, que demuestran el espíritu trabajador y activo de la raza. Pero más que todo y por encima de todo, es, nuestra bandera, la recopilación de un gran anhelo y de un profundo sentimiento que se ha convertido inseparable con las cualidades étnicas de la raza. Por encima de todo, es libertad. Y ahora, manos exóticas quieren vestir la juventud nuestra a faisán de otros pueblos…Pero si las circunstancias hacen que Cataluña siga la corriente bélico y hasta aventurero que informa estas reacciones nacionales que experimentan los viejos estados de Europa, Cataluña, la juventud catalana, no se vestirá, no puede, no debe vestir de negro sin hacer mancament a la tradición de la raza

Artículo “Vibrante” (Fuente: http://webs.xadica.cat/danielcardona/inici.html):

“Nuestra concepción separatista:…Dicho de otro modo, este nuestro separatismo es algo más que una aspiración radical. Somos separatistas por razones económicas, políticas, jurídicas y psicológicasAspiramos a formar una doctrina con apoyo moralLa libertad absoluta de la patria, entendemos nosotros que hay que conseguirla con una fe casi religiosa. La libertad de la patria es, para nosotros, la felicidad espiritual común a todos los catalanes. Esta aspiración y este quiso tienen una voz: el nacionalismo integral. ¿Quién ha dicho que despreciamos la cultura? En este aspecto, nosotros también tomamos la divisa de la Action Française: Todo lo nacional es nuestro...Oh, padres catalanes que no desean que sus hijos «se metan en política» y los regatee con esta excusa el permiso para que aporten su esfuerzo a la causa noble de la Patria! ¿No vale más que caigan extendidos por un disparo de Browning, que no que caigan para siempre en este hundimiento moral y físico?.”

L’Hermano caça pubilles”, L’Estat Català, II/11, 15 de abril de 1923, p. 8:

“…Nuestro “hermano” de poniente, en cambio, encuentra siempre un camino más sencillo para hacer fortuna. Sintiendo como una repulsión instintiva por el trabajo, que cree indigno de un “fidalgo” propio solamente del catalán plebeyo, en lugar de arriesgar la piel en un barco y atravesar el mar, se busca una “recomendación” para cualquier “hermano” que ejerza autoridad en Cataluña y sin otro bagaje que su insulsa vanidad se viene a nuestra tierra a buscar los garbanzos que le son difíciles de encontrar en la suya. Ya aquí, los hay que se contentan con un “empleo” que dé poco trabajo, aunque dé también pocas pesetas. De vez en cuando, sin embargo, encontramos alguno más espabilado que, ataviado como si fuese un gran señor, con ropa que el pobre sastre no cobrará nunca y con su cháchara típica consigue enredar a alguna chica catalana de buena familia. […] Compañeros, hace falta meterse en este importante aspecto de la invasión enemiga. La tierra y la riqueza catalana pasan así fácilmente sin que nadie se dé cuenta a manos de nuestros enemigos. No sirve de nada que los hombres se dispongan a defenderla si una mujer la regala. Hace falta que la mujer catalana tome como primer deber patriótico el no tener amor hacia ningún enemigo natural de su Patria. Para una mujer catalana sólo un patriota catalán como marido. Hace falta infiltrar en la mujer catalana una máxima repulsión hacia toda unión que además de entregar al enemigo tierra y bienes catalanes vaya a impurificar la raza catalana

Otras frases de Daniel Cardona (publicadas en web que rinde tributo a su figura:

http://webs.xadica.cat/danielcardona/inici.html. http://webs.xadica.cat/danielcardona/documents/el-pensament-de-daniel-cardona.html):

«El nacionalismo, como expresión fiel de la raza, como obra inexorable de la naturaleza, llegará al triunfo definitivo

«Treinta años de diputados, Juegos Florales, treinta años de política corruptora de la idea pura de nuestra reivindicación. Pero la raza persiste en su esencialidad nacional. Toda la Patria vive la esperanza del más allá. Su derecho a la vida plena y libre es imborrable. «

“La fortaleza básica de Cataluña, la han de construir los catalanes mismos, sin injerencias, ni apoyos extraños a nuestra esencialidad nacional: Nosotros Solos, Nosotros mismos!».

«La suerte de la Patria está en cada uno de nosotros. Hay que reflexionar porque estamos en el comienzo de la batalla. Cataluña no será una excepción en el pleito de su liberación. Todas las reivindicaciones liberadoras han tenido que pasar por este camino inevitable y necesario. » 

“Guerra, la guerra, hacernos soldados: “será la tierra para los catalanes”, ha dicho el poeta futurista. Guerra a esta invasión castellana. España nos tiene sometidos como un pueblo conquistado. Dice Novicow que las actuales conquistas de los Estados, por atendiendo anudadas que sean, no dejan de ser un crimen. ¿Qué más expoliación directa que esta mutilación constante del alma de los catalanes? Repetimos con el poeta amigo: Gente castellana, la avalancha no nos vale.

ASÍ ENSALZAN SUS PALABRAS Y SUS ACTOS LOS PODERES PÚBLICOS:

Calle Daniel Cardona i Civit en Sant Just Desvern (Barcelona).

El 9 de marzo de 2014, Quim Torra (presidente de la Generalitat de Catalunya en 2019) participó en Barcelona en un homenaje a Daniel Cardona i Civit:

Cartel de convocatoria a homenaje a Daniel Cardona en Sant Just Desvern (2014)

ACLARACIÓN:

El siguiente texto fue publicado en la revista editada por la organización «Nosaltres SoIs!», con el título Las causas de nuestro aniquilamiento nacional: Mezcla de sangres«. Fue publicado el 21 de noviembre de 1931 bajo firma de un tal “Josep Genovés Moles«, de quien no hemos encontrado dato adicional alguno. Por tanto, no hemos podido constatar que el autor fuese el propio Daniel Cardona bajo ese seudónimo, pero, en cualquier caso, su publicación debió ser supervisada y autorizada por él como máximo responsable de dicha organización y de su revista de propaganda:

Es esta cuestión que ocupa un lugar nada despreciable en el catálogo psico-fisiológico que bosquejamos. Sin querer ofender ni molestar en lo más mínimo a los hombres, hemos de darles principal importancia.

Dejando aparte honrosas y rarísimas excepciones, veremos que el individuo de sangre catalana-castellana (en el más amplio sentido), es híbrido, infecundo, como no puede menos de serlo. Ni es catalán ni español. No aborrecerá a Cataluña, pero tampoco la amará. Ni amará a nuestra bandera, ni dejará de amarla.

Y eso en los dos casos: el de un matrimonio de un catalán con una española, y el de una catalana con un español.

En el primer caso, el hijo, si bien tiene en la sangre algo más de catalán que de español, no será fácilmente catalanista, pues él aprenderá invariablemente la lengua castellana. El niño no huérfano de madre aprende en primer lugar y muchas veces únicamente, la lengua de su madre.

En el segundo caso, si bien el niño sabrá catalán, el imperialismo y el antiliberalismo innato y congénito de su padre perjudicará notablemente su catalanidad. Y como la mujer (culturalmente hablando) está hoy muy inferiormente al hombre, mientras su padre les hablará de España, de los hijos del Cid, de la unidad nacional, etcétera, etc., su madre no podrá contrarrestar estas ideas, toda vez que ella, en el 998 pon 1.000 de los casos, ignorará hasta lo que quiere decir la palabra Cataluña.

Resumiendo: el niño de sangre catalana-castellana, jamás será nacionalista, ni tampoco catalanista. Tendrá dos patrias, que equivale a no tener ninguna.

Soluciones:

Primero. Ningún catalán ni ninguna catalana dignos de tal nombre, admitirán unión matrimonial con individuo español o hijo de españoles.

Segundo. En el sentido de catalán consideramos no sólo el de catalán propiamente dicho (catalán estricto, valenciano, baleárico, pituisio, islas Pituisas; argelino y catalán del Rosellón), sino que también el hijo de tierras occitánicas (Cataluña grande, provenzal, de Foix, Lenguadoque, auvernés, bearnés, lemosín, etc., etc.)

Tercero. En el sentido de castellano entenderemos: castellano nuevo, castellano viejo, leonés, extremeño, andaluz, asturiano, murciano y aragonés (se exceptúan las tierras fronterizas a menos de 100 kilómetros) y los nacidos de castellanos en Marruecos, Canarias, Río de Oro, Sahara español, Guinea y otras posesiones españolas o en cualquier país del mundo.

Cuarto. Consideraremos anticatalanas tales uniones, salvo los casos de ser atenuadas por uno o más enlaces anteriores, y como a tales las combatiremos.

Quinto. Declararemos mal catalán al que después de haberle hecho tales reflexiones, efectúe el matrimonio.

Sexto. No olvidaremos que sin una sangre limpia, virgen de cruces sanguíneos, es imposible hacer nada de provecho.

Séptimo. Y no olvidaremos que si Cupido, ciego como es, quisiera herirnos en este sentido, que si el amor es grande, cosa inmensa, y la pérdida una terrible desgracia, Cataluña ha de ser nuestro «amor supremo» y que «ella» está por encima de todo.

Firma. Josep Genovés Moles.«

Así mismo, conviene aclarar que no se debe confundir la organización y la publicación de «Nosaltres sols» de Daniel Cardona (de los años 30) con la publicación «Nosaltres sols» de los años 80, pese a que estos últimos cogiesen su mismo nombre por admiración al nacionalismo de acción esencialista de Daniel Cardona.

Esos «herederos» de «Nosoltres Sols!» de los años 80, publicaron en 1980 la revista «Nosaltres SoIs!«. Fomanents cientifics del racisme. Quaderns del Separatisme, n.º 2«, Barcelona: s.e., s.d. (según el historiador Enric Ucelay-Da Cal, se publicó en torno a 1980), que recoge los siguientes textos que, como decimos, conviene aclarar que no son verdaderamente atribuibles a la organización de los años 30 de Daniel Cardona, como suele confundirse:

«La configuración racial catalana es más puramente blanca que la española y por tanto el catalán es superior al español en el aspecto racial»

 “En España (…) mestizaje que se reconoce por unos caracteres morfológicos externos (cabellos más oscuros y rizados y color de la piel más oscuro y que es debido a mayor poder pigmentario y no al sol), además el ángulo anterior mandibular es inferior al del catalán. Se puede considerar al español como un elemento de la raza blanca en franca evolución hacia el componente racial africano-semítico (árabe). El coeficiente de inteligencia de un español y un catalán según las estadísticas publicadas por el Ministerio de Educación y Ciencia español da una clara ventaja a los catalanes. La progresiva degradación racial española puede contagiarse a los catalanes debido a la fuerte inmigración, los frutos se pueden ver si observamos la diferencia caracteriológica entre el hombre del campo, no contaminado por el linaje español, y el de las ciudades. El carácter trabajador y europeo del catalán es un factor anímico bien contrario al gandul y pro-africano español. Por todo esto tenemos que considerar que la configuración racial catalana es más puramente blanca que la española y por tanto el catalán es superior al español en el aspecto racial”.

Portada de revista «Quaderns del Separatisme» de la organización «Nosaltres Sols! reactivada en los años 80

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: