Vicenç Albert Ballester

Vicenç Albert Ballester i Camps (Barcelona, 1872 – El Masnou, 1938) fue Marino mercante, comerciante, empresario, y un activo nacionalista catalán.

Está considerado el diseñador y difusor de la bandera estelada. En 1898 se encontraba en Cuba cuando la isla se emancipó de España, cuya lucha por la independencia había despertado grandes simpatías y apoyos entre los emigrantes catalanes en la isla. Imitó la bandera de la nueva República de Cuba en el diseño de la estelada.

En 1901 fue miembro del Foment Autonomista Català y jefe de la Reixa.

Militó también en la Associació Protectora de la Ensenyança Catalana y en 1903 fundó la revista La Tralla, donde firmaba con los seudónimos VIC (en castellano, «Viva la Independencia de Cataluña») y VIC I ME (en castellano, «Viva la Independencia de Cataluña y Muera España»).

También participó en la creación de otros periódicos como Renaixement, Som…! o L’Intransigent.

Militó en la Associació Nacionalista Catalana.

Dio apoyo a la campaña exterior de Estat Català y Francesc Macià.

Fue desde 1920 el último presidente de Unió Catalanista.

Colaboró con numerosas revistas catalanas de América, como Ressorgiment de Buenos Aires y La Nova Catalunya de La Habana.

Participó en la fundación del grupo insurreccional violento «Nosaltres Sols!«.

SUS FRASES:

Para la Diada de 1907 compuso un poema independentista titulado «Himne«, en una de cuyas estrofas se decía:

“No mendigamos leyes nuevas, ni pedimos clemencia; queremos para Cataluña la santa Independencia; que España se humille bajo el peso del pendón barrado. Un odio glorioso arrasa una montaña. Nuestro odio titán contra la vil España es gigantesco y loco, es grande, divino y sublime; hasta odiamos su nombre, el grito y la memoria, sus tradiciones, su estéril historia e incluso a sus propios hijos nosotros maldecimos.”

Apoyó la proclamación del Estado Catalán de 1934 de Lluís Companys y durante los años de la 2ª República Española promovió una campaña para que las tiendas estuvieran rotuladas en catalán, para lo que publicó listas de establecimientos «recomendables» o difundió consignas como ésta:

«¡Nacionalistas! no compréis en las casas que no tengan rótulos en catalán».

Durante ese tiempo también encargó una especie de pegatinas en las que aparecían impresos eslóganes tales como los siguientes:

«El catalán que no es catalán no es nada»,

«La escuela catalana es el plantel de los futuros patriotas».​

ASÍ ENSALZAN SUS PALABRAS Y SUS ACTOS LOS PODERES PÚBLICOS:

Placeta de Vicenç Albert Ballester (en Ciutat Vella), Barcelona

Jardines de Vicenç Albert Ballester, Girona 

Plaza Vicenç Albert Ballester, Vic (Barcelona)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: